2015, el año de la cabra (y el cabrón)

Ya lo aventuraba hace unos días en redes sociales y me repito, este año viene chalado chalado. Una energía brutal, condensada en años anteriores va a irrumpir cual elefante en cristalería.

Es el año de la cabra un año cabezota, de los que me gustan, empecinado y con ganas de derribar prebostes y reglas.
Yo de mi parte, además de avisar me he puesto manos a la obra, y me dejo llevar de viento en viento con los dientes apretados y la testud en forma, para cuando toque empujar en serio.

Dicho esto os deseo lo mejor. No lo olvideis: este año viene cabrón así que más vale que afilemos y bruñamos los cuernos por si hay que topar duro.

surrealismo urbano

surrealismo urbanita y hogareño.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.