Luna de sangre

Cada mes mi telefono sonaba reclamando el tributo

cada mes acudía a entregar la semilla yerma

hasta que la sangre se hizo luz

Y nunca más contesté tu llamada.

Luna de sangre

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.